miércoles, 27 de mayo de 2015

OBJETIVO: DESHACERSE DEL MUERTO

El incómodo cadáver del mediador familiar sonrió para sus adentros:
-A ver cómo se deshacen de mí ahora –se dijo falcándose al suelo con todas sus fuerzas–.
-¡Joder, cómo pesa! –Dijo el marido–.
-¿Qué quieres? Está muerto –reprochó la mujer–.
-¿Me ayudáis?
El marido y la mujer le cogieron por los brazos, los hijos, por las piernas, hasta el pequeño ayudaba sujetándole la cabeza. El mediador sonrió con satisfacción:
-Objetivo conseguido –se dijo–, por fin están haciendo algo juntos, como una familia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario