jueves, 21 de mayo de 2015

A DIOS PONGO POR TESTIGO

Ayer comencé haciendo referencia a la literatura picaresca aludiendo a Lázaro de Tormes, hoy, si me lo permiten, haré referencia al cine y, emulando a Scarlet O’Hara, diré:

¡A Dios pongo por testigo que jamás volveré... a dar una explicación!

A todos aquellos que por no haber parido y amamantado a mis hijos:

Me consideran una madre de segunda categoría.
Creen que no existe vínculo entre mis hijos y yo.
Consideran que no puedo quererles como una madre.
Piensan o me dicen que estoy haciendo una obra de caridad.
Me compadecen porque no he llegado a ser una mujer completa.
Se refieren a la engendradora de mis hijos como su madre verdadera, como si yo fuera la madre falsa.
Hablan de sus hijos como hijos propios como si los míos fueran impropios o robados.
Me preguntan si son hermanos de verdad, como si se pudiera ser hermanos de mentira.
Se atreven a opinar sobre mi forma de educar a mis hijos dándome consejos no pedidos.
Afirman que los sobreprotejo porque me consideran incapaz de educarlos.
Aseguran que mis hijos me manipulan porque, al ser media mujer, también debo ser medio tonta.
Se permiten el lujo de pensar que mis hijos son monstruos malvados que se aprovechan de mí y por tanto sienten lástima.
Creen que soy mala persona y seguro que escondo algo o maltrato a mis hijos...
A todos ellos y otros semejantes, iba dirigido mi escrito de ayer. Y a todos ellos prometo contestarles a partir de ahora que yo al menos he conseguido ser algo importante en la vida, justo lo que quería ser: la reina de las madrastras. ¿Os animáis el resto de madres?

7 comentarios:

  1. Ahí le has dado!! Aunque yo, de momento sigo en la fase pedagógica, tratando de hacer llegar el conocimiento a los ignorantes...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  2. Yo he estado en esa fase más de siete años pero es inútil. Hay demasiados y muchos de ellos no quieren aprender. Es agotador. Aunque igual recaigo. Espero que no. Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  3. Prejuicios , tópicos e ignorancia. Sino fuese así un ser "inteligente" y miles años de evolución nos habría llevado muy por delante de la sociedad que tenemos. Hace mucho tiempo que deje de explicar a quien se niega a aprender. También aprendí a que no me generaran frustración. Esto último es la capacidad de otros a hacerte sentir mal. Si les quitas ese poder, el resto es coser y cantar.
    Tu primo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, primo, son prejuicios e ignorancia. Y tengo que aprender a quitarles el poder porque aún estoy en la etapa de la frustración, pero, vaya, que lo conseguiré porque no me queda otra ;)
      Un besazo y gracias por estar ahí.

      Eliminar
  4. Es duro leer que alguien. Pueda atribuirse el derecho de juzgar así a un semejante... Amparo... espero que esos bocazas hayan dejado sus comentarios sin sentido. Y procuren mirar en su vida en vez de en la tuya. Y que nadie diga que eres medio mujer.. ni siquiera a insinuarlo. Ya quisiera ser yo LA MITAD DE MADRE QUE ERE TU. Y TUS HIJOS SON MIS PRIMOS... EN SERIO Y DE CACHONDO. PORQUE ME LO PASO GENIAL CON ELLOS. y mi hijo... no creo que se sienta más hijo mío que tus propios hijos... porque son eso... los has tenido sin partirlos y eso tiene su mérito. No habrás sufrido dolores de parto. Pero si dolores a los que cada madre nos esponemos al ver a los seres más maravillosos llorando por una mala caída un mal momento... TE ADMIRO Y SIEMPRE LO ATÉ. A TUS DOS JOYAS... LAS QUIERO YO Y TODA LA FAMILIA. BESOS ERES UNA GRAN MAMÁ

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, muchas veces se necesita leer refuerzos como el tuyo.

      Eliminar